Biografía

Severiano, hijo de Baldomero Ballesteros y Carmen Sota, nació el 9 de abril de 1957 en Pedreña, una pequeña villa ubicada al Sur de la Bahía de Santander, que probablemente sea el rincón de Europa Continental con mayor tradición de golf.

Junto a sus padresA los diez años participó en su primer torneo de caddies e hizo 51 golpes en nueve hoyos del Real Golf de Pedreña, comenzando con un 10 en el primer hoyo "un par 3". Al año siguiente, terminó segundo con 42 golpes. Con tan sólo 12 años, jugando 18 hoyos, ganó el torneo con 79 siendo su progresión imparable: a los 13 años ya hacía vueltas de 65 golpes aprendiendo todo lo que veía. Sin posibilidad de practicar en el Golf de Pedreña (situado a cien metros de su casa), la mayoría de las veces jugaba en la playa o salía al campo en noches de luna llena.

1976 fue el año de su consagración, no tanto por ganar la Orden de Mérito (con triunfos en el Open de Holanda y el Trofeo Lancôme "remontando 4 golpes a Arnold Palmer a falta de 9 hoyos", además de la Copa del Mundo en California junto a Manuel Piñero) como por el segundo puesto en el Open Británico de Royal Birkdale compartiendo honores con Jack Nicklaus, por detrás de Johnny Miller. Seve acaparó titulares de medio mundo al liderar el torneo durante tres jornadas a base de golpes geniales, como el chip que rodó entre bunkers dejando la bola a poco más de un metro para birdie en el 18. Desde entonces, su forma de jugar con valentía e imaginación ante situaciones complicadas, congregaron multitudes.

Conquistó cinco Grandes. Ganó su primer Open Británico en 1979: fue el campeón más joven del siglo. Sorprendió de nuevo en el Masters de Augusta de 1980 con 10 golpes de ventaja a falta de 9 hoyos, firmando 23 birdies y un eagle; con 23 años, era el primer europeo "segundo extranjero" que se enfundaba la preciada "chaqueta verde". En 1983 repetiría triunfo en Augusta con un inicio espectacular en la última vuelta: birdie, eagle, par, birdie.

foto07.jpgEl Open Británico se disputó en 1984 en St. Andrews, cuna del golf, donde Seve se impuso protagonizando una de las imágenes más difundidas de este deporte al meter el putt con el que lograba el birdie y la victoria; de hecho, fue la imagen elegida por el campeón como logotipo de su fundación. Su tercer Open Británico y quinto Grande llegaría en 1988 en Royal Lytham & St. Annes, el mismo escenario donde en el 79 levantó su primera "jarra de clarete".

Tomó parte en nueve ediciones de la Ryder Cup, ocho como jugador y una siendo capitán, sumando cuatro victorias para el equipo europeo. Si a nivel individual marcó un estilo propio, fue en la Ryder Cup, la competición de la que más disfrutaba, en la que mayor huella dejó llegando a alterar el rumbo de su historia. En 1979 Seve y Antonio Garrido fueron los primeros jugadores continentales admitidos en el equipo que, a partir de entonces, representó a toda Europa.

Seve con sus hijosA lo largo de su vida recibió múltiples reconocimientos junto con las máximas condecoraciones: Medalla de Oro al Mérito Deportivo en España 1980, Premio Príncipe de Asturias de los Deportes 1989, Gran Cruz de la Real Orden del Mérito Deportivo 1993, Orden Olímpica 1998, Hijo Predilecto de Cantabria 1999, Hall of Fame 1999, Doctor Honoris Causa por la Universidad de St. Andrews (Escocia) 2000, Deportista Español del Siglo 2000, Embajador Honorario de la Marca España 2004, Personalidad deportiva del año de la BBC 2009.